Como crear hábitos saludables en los niños que perduren

Publicado en Nov 3, 2017 por Carolina

Etiquetas:

Cual es la típica historia?

Yo intente, hice el curso, hice la dieta, aplique las herramientas, pero al cabo de un tiempo volví a ser quien era.. no lo logré”. Tener la intensión, las herramientas y la teoría no es suficiente. El 93% de las personas fallan en cumplir sus metas porque hay un paso previo y muy sencillo que nos saltamos y es simplemente entender que es un hábito y como funciona el proceso de crear un hábito. Cuando lo entendemos las probabilidades de que que el habito se mantenga en nosotros y en nuestros hijos es mucho mayor.

 

Que es un hábito

Un hábito es algo que haces inconscientemente como cepillarte los dientes, manejar, peinarte, fumar, pasarte el hilo dental, tomar café en la mañana. etc. Una conducta se vuelve un hábito cuando se interioriza a tal punto que no requiere de ningún esfuerzo consiente para realizarla.

 

Como funciona un habito en el cerebro

El cerebro funciona como una maquina que tiene programas, que son básicamente nuestras creencias que llegaron ahí a través de la experiencia (colegio, nuestros padres, amigos y hasta la información heredada a nivel de nuestras células). Estas creencias son el mapa que utilizamos para manejarnos en el mundo (soy bonita, soy fea, soy inteligente, me gustan los dulces, etc etc). Todo lo que percibimos pasa por ese filtro y por eso es que para los adultos es mas difícil cambiar, pues tenemos que empezar por borrar viejos programas para instalar los nuevos.

En el caso de los niños esto pasa menos y tenemos la oportunidad de bajar en ellos programas que los van a ayudar el resto de su vida. En este caso hábitos saludables. Se dice que ya a los 7 años un niño hizo la mayoría de los pactos con las creencias que le servirán de mapa para el resto de su vida, es por eso que mientras mas pequeños empecemos, mejor! Esto no quiere decir que los niños mas grandes y las personas adultas no podemos cambiar, simplemente que mientras mas adultos, mas prejuicios y por lo general mas resistencia al cambio. Digo por lo general, pues todos podemos desarrollar la capacidad de adaptación y cambio como una cualidad.

Si por ejemplo dejamos que un niño desarrolle una conexión emocional insana con la comida, como adulto es probable que la utilice como castigo o para tapar varios emocionales.  (aburrimiento, nervios, tristeza, ansiedad).

Otro punto importante es que el cerebro humano registra el cambio como una situación de amenaza. .. no lo conozco, huyo.. Esto es un instinto de preservación y existe con el único propósito de mantenernos a salvo. Es en ese momento cuando nos encontramos con las excusas “es que yo soy asi” “es que a mi no me gusta sudar” (si tu meta es hacer ejercicio), “es que me gustan mucho los dulces”… y así vamos creando excusas para poder quedarnos en el mismo sitio. Pero como seres racionales que somos podemos entender esto y es ahí cuando los motivadores hablan de actuar aunque tengas miedo.

 

El proceso de crear un habito

Para lograr crear hábitos saludables en nuestros hijos que duren para toda la vida hay 3 aspectos fundamentales que debemos tomar en cuenta:

 

a) Dar el ejemplo: Los niños aprenden mucho mas por imitación que por lo que les decimos con palabras. No podemos pretender que tomen agua si nos ven tomando Coca Cola. Somos su referencia mas inmediata, sobre todo a edades tempranas y nos imitan de forma inconsciente. Personificar el cambio que queremos ver en ellos es una manera muy fácil de enseñarlos a ser saludables sin mandonearlos. El cambio empieza por Ti.

 

b) Los buenos hábitos no se imponen, se cultivan: Háblale, explícale por que debe hacer tal o cual cosa. Si le dices que no se para de la mesa hasta que no termine sus vegetales, puede que un día se los coma, pero lo que si es seguro es que después de la “imposición” le sigue la “rebelión” y cuando se vayan de casa y vean un vegetal, su conexión cerebral va a ser negativa. Otro punto a considerar es que todo lo prohibido atrae (al igual que todo lo auto impuesto se rechaza). Los seres humanos funcionamos de esa forma pues somos curiosos, cualidad que nos permite probar y evolucionar. Si un niño tiene la inquietud de probar algo que no es saludable, dáselo y explícale por que no es bueno para el o ella. Esto no solo le quitará la curiosidad de probar, sino que ademas alimentará una relación de confianza entre ustedes.

 

c) La clave es la repetición: Si repetición no hay habito. La única manera de llegar a convertir una conducta en algo mecánico, es lidiando con la incomodad que significa hacerlo todos los días hasta que llega a ser algo inconsciente. Estudios demuestran que hay que ofrecerle hasta 45 veces a un niño un alimento nuevo antes de que se anime a probarlo. Ten esto en cuenta!

 

Considera estos aspectos a la hora de implementar un hábito en casa, ten paciencia y se consistente..   mas rápido de lo que crees veras como esos hábitos saludables pasan a ser parte de tu vida y la de tus hijos.

Si crees que este articulo puede ayudar a alguien mas compártelo! “sharing is caring”

Namaste!

Mi VidaVerde

 

COMPARTE
Share on FacebookShare on Google+Pin on PinterestPrint this pageEmail this to someone

Comments

No comments yet